Seleccionar idioma EnglishSpanish
Contenido principal

Niños mal criados

Marisa Ortuño Muñoz
Marisa Ortuño Muñoz

Educación Pública
Colaboradora BraiBook

Nosotros como padres sin medir las consecuencias y la dimensión de nuestra falta de limites, llegamos a mal educar a nuestros hijos, pensamos erróneamente que por su discapacidad debemos tratarlos diferente y estamos en el peor de los errores.

Esto sin duda alguna es sin una mala intención, si no todo lo contrario pensamos hacerles un bien y no nos damos cuenta del mal que les estamos provocando, permitiéndoles hacer lo que quieran, dándoles todos los gustos y caprichos y sin querer los estamos tratando como personas incapaces de realizar nada por su discapacidad y limitándolos sin darles la oportunidad de hacer por ellos mismos algo y convirtiéndolos en personas dependientes.

Muchas veces nuestra excesiva protección nos hace difícil a nosotros como padres poner límites y reglas en la casa, pero tienen que tomar en cuenta que estas son vitales si queremos que nuestros hijos crezcan con valores y buena educación y como consecuencia un buen comportamiento.

Ponerles reglas concretas no dan un buen resultado, si ellos aun no saben distinguir entre lo bueno y lo malo, pues al no tener idea sobre qué deben o no deben hacer.

imagínate que si solo les gritas no hagas esto y no hagas aquello, pero no le das un ¿por qué? no le grites y explica, no le des ordenes pídele de favor y dale las gracias y en la etapa del ¿por qué?  tenle mucha paciencia y dale un tiempo para no dejarlo con la duda, de lo bueno y lo malo.

Porque cuando somos pequeños a todos nos gusta que nos pongan atención y mas si es para explicarnos lo que no entendemos y esperamos que nuestros padres lo sepan todo y que nos expliquen que pasa en nuestro entorno, esto incluye el saber la razón por la que nuestros padres nos dan una orden ¿porque esto si y aquello no?  date tiempo para comenzar a explicarle, lo que quieres es educarlo no dominarlo y mucho menos controlarlo, la idea es enseñarle que el problema no es él, es lo que hace y el ¿porque lo hace? ¿el porqué de su actitud? y tal vez nos demos cuenta en donde estamos fallando en su educación.

En la medida en que entiendas que la conducta del niño, es lo que está mal y no él niño como tal, lo sabrás guiar hacia lo que tú esperas que el niño haga.

Instruirlo no es educar solamente es mucho más que solo instruir, es enseñar, formar y fomentar valores, es ayudar a orientarlo por el bien en cada momento; es ayudar a forjarse ideales valiosos que actúen como guía en todas sus acciones y así estarás ayudándolo a alcanzar sus potencialidades y su máximo entendimiento y desarrollo personal.

Si hace algo mal no lo regañes o lo insultes por no saber hacerlo, quizás lo que el necesita es que le expliques, como hacerlo y esta actitud cambiara radicalmente.

Algo muy importante nunca lo compares con sus hermanos, primos u compañeros o amigos o harás de el un niño reprimido y enojado con el mundo por no ser mejor de lo que tu esperas, tu eres su guía, su mejor maestro enséñalo, guíalo para que logre entender cómo resolver los problemas.

Si a todo le dices  “no” o no tengo tiempo o lo ignoras solo lo confundirás , enséñale que no siempre se puede tener todo lo que deseamos y que con una mala actitud menos  lo va a conseguir y que sepa que todo cuesta y que hay que esforzarse para lograr lo que  queremos, que para tener derechos hay que cumplir con las obligaciones y así ya le estas enseñando y marcando limites, Al orientarlo y al enséñale  lo ayudaras  a conseguir y lograr sus metas  a corto mediano y largo plazo.

así le darás herramientas al niño para resolver sus problemas.

Explícale y establece reglas y consecuencias para sus actos y de ser necesario aplicar castigos. ¡Si! esto es la causa y efecto y explícale que al final todo tiene una consecuencia.

Una regla puede ser, si ocupas tus juguetes de tal a tal hora, hay que recoger cuando ya no los esta usando, no importa si tiene 1 año o 10 o 18 y cambiaras la acción de corregir y al niño le estas inculcando que hay que cumplir con las reglas y su atención se enfocara en un buen comportamiento y el cumplimento de la regla y el lo asociara con un sentimiento de satisfacción por tener su espacio ordenado.

Otra regla puede ser a la hora de la comida, por ejemplo, puede apoyar a poner la mesa “poniendo los cubiertos o manteles “y a la hora de terminar de comer, antes de retirarse dará las gracias por la comida y retirará sus utensilios y los llevará a el lugar que tu le indiques y esto lo hará sentirse muy útil.

Otra regla importante es la de arreglar las malas acciones. 

Esto es enseñar a los niños que respondan por sus malas o buenas acciones o conducta y que estas tendrán consecuencias y que cuando son malas hay que repararlas y ¿por qué es importante? Por ejemplo: cuando un pequeño pega,  para corregir la acción hay que enseñarle a pedir una disculpa y que reconozca su mala acción y esto lo hará ser responsable, aunque sea pequeño.

Otra regla podría ser que la ropa sucia va en un cesto y no se tira al piso y que su espacio tiene que estar en orden y limpio y a la larga lo asume como una obligación, porque es una regla y se le hará un habito.

Cumplir con sus tareas es una responsabilidad, ordenar sus cuadernos y establecer horarios para cada cosa va formándolos.

Dar los Buenos Días, pedir permiso y agradecer una acción etc.

Y que dependerá mucho de su comportamiento y sus acciones, el como lo traten o apoyen los demás.

Que nunca debe ocupar su discapacidad para obtener un beneficio, sino que debe demostrar sus capacidades y en lugar de compasión se ganará el respeto y así será tratado.

Las reglas y los limites, así como las normas, le permiten al niño tener claro lo que debe o no debe hacer, ayudándole a asumir las consecuencias de sus actos.

Estas normas y límites van de la mano con los hábitos. Además, las normas y límites claros le darán seguridad. 

A diferencia de cuando no hay límites, esto generará confusión e inseguridad en los niños haciéndolos malcriados y prepotentes.

¿Por qué establecer límites, reglas y normas? 

Con ellas le darás herramientas para poder relacionarse mejor en su entorno familiar y social etc.

La educación desde pequeños le dará la seguridad para saber comportarse en su entorno social y familiar, también lo enseña a ser responsable de sus decisiones y acciones y como consecuencia aumentará su autoestima y confianza en si mismo.

Si las reglas, normas y límites son claras, firmes, objetivas razonables, coherentes, adecuadas y positivas y te tomas el tiempo para explicarle que, si lleva a cabo cierta regla, norma o limite puede servirle para que comprenda la importancia de su conducta, los límites serán positivos, si se explica lo que se debe hacer, en lugar de lo que no se debe hacer tendrás resultados favorables en poco tiempo.

Por ejemplo, cuando se aplica una regla, debes hacerlo al momento en que se cometió la falta y desaprobar únicamente la conducta y no al niño y si le pones un castigo, debe tener coherencia con el tamaño de la falta.

Si queremos un niño educado y no malcriado, debemos tener en cuenta que el niño con discapacidad debe seguir las mismas normas, reglas y limites que los hermanos y aprenderá a seguirlas según su desarrollo y ejemplo.

 

Se debe corregir a los hijos para poder establecer las normas, porque los amamos y queremos lo mejor para ellos y su conducta dependerá mucho de ello, ya que, si los dejamos hacer lo que quieran, cuando sean mayores no respetaran a ninguna figura como autoridad; y no estarás enseñándolo a convivir con sus semejantes.

 

Nuestros niños aprenden lo que se les enseña; y muchas veces no se comportan como es lo esperado a su edad, porque no nos dimos el tiempo para enseñárselos y educarles correctamente.

 

Si la mala conducta y la desobediencia, se mantienen o desaparecen será por las consecuencias que tu pequeño obtenga de ellas.

 

Total de veces leído: 114
Leído hoy: 1
Colaboramos con la
educación en braille​

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta el artículo?

Share on facebook
Compártelo en Facebook
Share on twitter
Compártelo en Twitter
Share on google
Compártelo en Google+
Share on whatsapp
Compártelo en WhatsApp
Contacta con BraiBook

Cualquier duda que tengas, por pequeña que sea, puedes contactar con nosotros.

Te informamos

Te informemos personalmente. Indícanos tus datos y nos pondremos en contacto.

Al enviar este formulario acepto la política de privacidad de BraiBook
×