Seleccionar idioma EnglishSpanish
Contenido principal

Mi baja visión va disminuyendo

Ignacio Santiesteban
Ignacio Santiesteban

Pasante del Doctorado en Educación y Diversidad.
Colaboradora BraiBook.
Culiacán, Sinaloa México

Un alumno de sexto grado de educación básica realizaba sus actividades con mucha dificultad, debido a que presentaba baja visión y se le dificultaba ver las letras de un escrito.

Cuando la maestra retomaba la materia de “español”, al anotar algún escrito en la pizarra, rápidamente se percataba que debería emplear su cuaderno con los renglones remarcados para escribir el texto que la maestra iba a plasmar en la pizarra. Al saber que se tenía que aplicar esa dinámica de trabajo el joven se levantaba de su butaca, se acercaba a la pizarra como un medio metro de distancia para ver las letras que la maestra les proporcionaría al grupo en general.

En un primer momento los compañeros se reían con la acción que realizaba su compañero, no estaban enterados que presentaba dificultad para ver las letras, debido a que mostraba un diagnóstico de “baja visión progresiva” y poco a poco iba disminuyendo su vista, hasta quedar totalmente ciego.

La maestra rápidamente se percató del comportamiento de sus alumnos, se vio a la necesidad de realizar una plática de sensibilización para que se pusieran en los zapatos del compañero que no podía ver como lo hacían ellos.

Los alumnos después de una larga charla y una serie de actividades, lograron entender que su compañero mostraba dificultad para ver y por su condición visual tan marcada, no había lentes para que él pudiera usarlos y ver las letras de la pizarra. Tiempo después los alumnos cuando tenía que escribir, sus compañeros le ayudaban a mover la butaca para que lograra estar cerca de la pizarra, donde la maestra plasmaba las letras.

El joven con baja visión se sentía apoyado por sus compañeros, debido a que se turnaban los días para que la actividad fuera más rápida y ayudarle a desplazar su asiento para desarrollar la actividad, una vez que culminaba el escrito, le ayudaban para ponerlo en el lugar que le pertenecía en el grupo y proseguir con la dinámica de trabajo de su maestra. Si te das cuenta el copiado de un texto, no tiene sentido alguno para las personas que miran; pero en los alumnos que presentan baja visión será un logro significativo en su proceso educativo.

 

 

 

 

 

Total de veces leído: 39
Leído hoy: 1
Colaboramos con la
educación en braille​

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta el artículo?

Share on facebook
Compártelo en Facebook
Share on twitter
Compártelo en Twitter
Share on google
Compártelo en Google+
Share on whatsapp
Compártelo en WhatsApp
Contacta con BraiBook

Cualquier duda que tengas, por pequeña que sea, puedes contactar con nosotros.

Te informamos

Te informemos personalmente. Indícanos tus datos y nos pondremos en contacto.

Al enviar este formulario acepto la política de privacidad de BraiBook
×