Seleccionar idioma EnglishSpanish
Contenido principal

Desarrollo del tacto y tipos de texturas

Margarita Islas Espinosa
Margarita Islas Espinosa

Maestría en Psicopedagogía
Colaboradora BraiBook
Huauchinango De Degollado Puebla, México.

El tacto es uno de los sentidos más usados por las personas con ceguera en su aprendizaje y actividades de la vida diaria; Al trabajar este sentido es necesario tener en cuenta que no sólo se manifiesta en las manos, sino en cada parte de nuestro cuerpo, al sentir cuando nos tocan, nos abrazan, nos golpeamos o chocamos con algo, al tomar un alimento, al caminar y tocar el piso, identificando si es liso, suave, rasposo y rugoso, en fin todo aquello que es tangible, teniendo además de textura, forma y tamaño.
Es conveniente que cuando se enseñe a un pequeño las texturas, las relacionen con objetos o cosas de su uso personal, cuarto, casa o escuela, indicando cómo características:
suave agrada, liso resbala, rasposo pica y rugoso son rayitas; así además de trabajar las texturas, el niño las relacionará con su vida diaria y pensará en que otro objeto o cosa es o tiene determinada textura, pues con sus diferentes tipos se pueden hacer comparaciones de unos objetos con otros, fomentando el desarrollo de su tacto.
Para la enseñanza del reconocimiento de texturas se pueden utilizar diversos juegos como:
-El dominó de texturas.
-Generadores con pelotas de diferentes texturas.
-Toma todo (pirinola) de textura.
-Cubo de texturas.
-Libros de texturas.
Se puede hacer un contenedor con varios tubos de papel sanitario, forrados con tela o material de las distintas texturas, para que el niño los vaya sacando según la textura que le indique cuando caiga el cubo o el toma-todo o pirinola al echarlo y así aprender jugando.
El maestro Ignacio Santiesteban, nos muestra una forma de enseñar las texturas:
Los niños deben deslizar sus dedos en las tarjetas de distintas texturas proporcionadas por su maestra, para sentir y reconocer cada textura.
–Esta tarjeta es suave porque cuando la tocamos nos agrada lo que tocamos
–Si maestra, a mi me agrada lo suave.
–En la otra tarjeta que tienen aquí, el dedito se nos puede resbalar y a eso le vamos a llamar liso.
–Nos quedan dos tarjetas, vamos a tocar la que está rasposa; lo rasposo nos pica y se nos pone rojo el dedo si lo hacemos con mucha fuerza.
Vamos a tocar la última tarjeta; se siente bonito porque son muchos palitos muy juntitos que están de arriba hacia abajo; a esto se le llama rugoso.

Total de veces leído: 543
Leído hoy: 1
Colaboramos con la
educación en braille​

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta el artículo?

Share on facebook
Compártelo en Facebook
Share on twitter
Compártelo en Twitter
Share on google
Compártelo en Google+
Share on whatsapp
Compártelo en WhatsApp
Contacta con BraiBook

Cualquier duda que tengas, por pequeña que sea, puedes contactar con nosotros.

Te informamos

Te informemos personalmente. Indícanos tus datos y nos pondremos en contacto.

Al enviar este formulario acepto la política de privacidad de BraiBook
×