Contenido principal

¿A qué edad se considera pertinente usar el bastón blanco en niños ciegos?

Les daré mi punto de vista como madre con dos jóvenes ciegos de nacimiento y que viven su ceguera de manera muy diferente.

Esta es una pregunta controversial ya que al igual que un niño normo visual, no todos los niños ciegos se desarrollan de igual manera, hay que hacer hincapié en tres aspectos muy importantes en el desarrollo psicomotor, cognitivo y socio-emocional de un niño ciego, ya que algunos presentan un retraso psicomotor esto significa, que los logros del desarrollo que los niños deben adquirir dentro de una determinada edad, no están apareciendo o lo están haciendo de forma anómala o tardía. Por lo que el desarrollo psicomotor es esencial, lo cognitivo: lo cognitivo es aquello que pertenece o que está relacionado al conocimiento, este a su vez, es el cúmulo de información que se dispone gracias a un proceso de aprendizaje o a la experiencia y lo socio-emocional: el desarrollo socio emocional  desde que nacen, los bebés son capaces de percibir algunas emociones de los demás y tienden a los contactos corporales, su desarrollo socio emocional comienza con la necesidad de exploración, necesidad de afiliación (relacionarse con otras personas) y el apego que es el aprecio o inclinación especial por algo o alguien.

En el desarrollo psicomotor debemos estar pendientes si el niño en su desplazamiento, ya comienza o intenta caminar arrastrando los pies o con rastreo, golpeando con el pie a cada paso para prevenir el chocar o tropezar con algunos obstáculos, que se encontraran por el camino, la posición de protección que adoptan los niños ciegos con el brazo cubriendo el frente o las manos extendidas al frente, para no chocar y tratar de evitar lesiones al desplazarse por el espacio sin protección. Esto se presentará cuando este consciente de que debe tener cuidado al desplazase, y necesitará ya otra alternativa que en este caso es el bastón, es otra opción de movimiento independiente como respuesta a la necesidad natural de su estimulación, cuánto más se muevan los pequeños será mejor para ellos pues desarrollan y estimulan sus sentidos, los beneficios del desplazamiento en edad temprana por lo regular al termino de la edad preescolar y reforzamiento va desde la disminución del temor al movimiento mediante el uso del bastón, esto ayudará a motivar al niño a realizar más movimientos en su entorno, la exploración del entorno será cada vez más libre y se moverá y tendrá muchas más oportunidades de comprender que el bastón es su explorador y guía y se dará cuenta de la existencia de obstáculos, objetos, texturas, guías, escalones, rampas.

Vamos ahora a la aceptación social del bastón, primeramente comenzará en el ámbito familiar del niño, después con sus compañeros y maestros, directivos, terapeutas o escuelas y otros. Al comprobar la seguridad en el desplazamiento, estarán más dispuestos a incorporar al niño en el ámbito escolar y el uso del bastón, cuando éste se propone después de la etapa preescolar. Para entonces tanto la familia como el niño se han acostumbrado a la movilidad sin bastón. La incapacidad para desplazarse en el medio de forma segura hace que el niño dependa de un guía para desplazarse. La “incapacidad aprendida”, tan común en los niños ciegos, sólo puede modificarse con el manejo del bastón, el pequeño no tiene que depender tanto de un guía, lo que le permite ganar cierto grado de autonomía y de control sobre el mundo que le rodea.

¿Porqué la orientación y la movilidad es más común, en adolescentes y adultos y no así en niños pequeños?
En un niño pequeño, la exploración es primordial, el reconocimiento de su entorno y espacio en general y el movimiento son elementos básicos para aprender a desplazarse. Cuando el niño explora y tiene contacto físico con su mundo es cuando el aprendizaje en su orientación y movilidad comienza su desarrollo psicomotor, cognitivo y socio-emocional.

Los niños que padecen de discapacidad visual llámese ciego o débil visual, necesitan que se les anime a explorar su medio ambiente. Para ellos el mundo puede ser desconcertante e impredecible, o puede no ofrecerles ninguna motivación.

La orientación y movilidad invita al niño ciego a darse cuenta en donde está y a dónde desea ir (orientación). También lo ayuda a poder llevar a cabo su plan de moverse a donde quiere ir y hacer sus propias rutas (movilidad). El desarrollo de las habilidades de orientación y movilidad debe iniciarse en la infancia, comenzando a contabilizarlo de su cuerpo y movimiento. Esta concientización debe continuar sin interrupción hasta que el niño se convierta en adolescente, al ir aprendiendo habilidades que le permitan navegar e un mundo de manera eficiente, eficaz y segura.
También se desarrolla la concientización de los sentidos: obtener información por medio del oído, el olfato, el tacto y la auto percepción.
Conceptos de espacio: darse cuenta que los objetos existen, aún si no se pueden oír o tocar y enseñar la relación que existe entre los objetos en el medio ambiente.
Habilidades de búsqueda: localizar cosas y lugares de manera eficiente movimiento independiente: gatear, rodar, caminar.
Guía con vista: usar otra persona como ayuda para transportarse técnicas de protección propia: habilidades específicas que provean protección adicional en los sitios extraños.
Si se ocupa en una edad temprana el bastón, no podría explorar todo lo antes mencionado.

Aprendemos mucho por medio del tacto, aún que no estemos conscientes que lo hacemos. Pero, si los objetos que tocamos se sienten “raros” o nos causan dolor posiblemente nos resistiremos a usar el tacto para examinar los objetos en nuestro medio ambiente. Si no podemos tocar o palpar el objeto completo el tacto solo no nos ayudará a identificarlo. Esta cosa “peluda” ¿es un gatito o un conejito? Si no puedes tocar las orejas, los dientes o la cola puede ser que no puedas enterarte. Desarrollar el sentido del tacto ayudará al niño a encontrar maneras para encontrar desde un juguete que se le cayó de las manos y en un futuro ya podrá hacerlo con el bastón pues sus habilidades están desarrolladas y así no le costara trabajo desarrollar varias técnicas para usar el bastón que ayuden a “abrirse paso ” o localizar objetos situados en el camino. hasta a darse cuenta por medio de su bastón de si está arriba o abajo de la banqueta.

Movimiento independiente

La mayoría de los niños que padecen ceguera pueden aprender rutas en su entorno con los que están familiarizados. Pueden usar señales o “marcadores y guiar resaltadas” que los ayuden a saber que están en una ruta en particular. Ellos aprenden adaptaciones específicas que los pueden ayudar a moverse libremente en su entorno. Entre estas se encuentra el aprender a identificar los “marcadores o guiar resaltadas” o señas en las puertas que identifiquen si están entrando al gimnasio o al baño. Esto ayudará a aprenden a usar en un futuro y con la madurez suficiente un bastón para identificar los obstáculos y los desniveles, a usar un señalamiento para encontrar el nombre de una calle.
El objetivo principal del entrenamiento en orientación y movilidad es ayudar a cada uno de los niño ciego a lograr alcanzar un nivel de independencia tan alto como sea posible para que pueda moverse independientemente pero es necesario pasar por este proceso de libertad y desplazamiento, seguridad y confianza y porque no de madurez.

CONCLUSIÓN
Con el movimiento se lograra la autoconfianza e independencia: ser independiente es importante para todos los niños que padecen de discapacidad visual. Las especialistas en Orientación y Movilidad proveen instrucción que les permite a los niños ciegos alcanzar su más alto nivel de independencia. Es necesario dar orientación y movilidad hasta que sea adolescente, esto es que crezca con una libertad lo mas plena posible, para obtener resultados positivos.

¿Te gusta el artículo?

Compártelo en Facebook
Compártelo en Twitter
Compártelo en Google+
Compártelo en WhatsApp
Margarita Islas Espinosa
Margarita Islas Espinosa

Maestría en Psicopedagogía
Colaboradora BraiBook
Huauchinango De Degollado Puebla, México.

 Ignacio Santiesteban
Ignacio Santiesteban

Pasante del Doctorado en Educación y Diversidad.
Colaboradora BraiBook.
Culiacán, Sinaloa México

Marisa Ortuño Muñoz
Marisa Ortuño Muñoz

Educación Pública
Colaboradora BraiBook

Marisa Bishop
Marisa Bishop

Apasionada de la lectura, escribir y viajar.
Bloguera en crecimiento, y defensora de la igualdad y visibilidad de las discapacidad en toda su magnitud.
Desarrollando blog:
https://letrasaciegas.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *